Corte de Casación de Francia califica la relación contractual entre UBER y un conductor como contrato de trabajo.

Luego que Uber France y Uber BV interpusieran recurso de casación en contra de una sentencia proferida por el Tribunal de Apelación de París, la Corte de Casación de Francia RECHAZÓ el recurso interpuesto por las empresas. 

Esta decisión es de trascendental importancia, pues deja en firme la decisión del Tribual de Apelación de París, de reclasificar la relación contractual entre Uber y un conductor como contrato de trabajo. Esto significa que, en efecto, al conectarse a la plataforma digital Uber, SI existe un vínculo de subordinación entre el conductor y la empresa. Por lo tanto, el conductor no trabajó como autónomo, sino como empleado.

Argumentos de la decisión.

La sentencia plantea las siguientes particularidades frente a la configuración de la relación laboral en lo que concierne a los trabajadores de plataformas digitales, a saber:

  1. que este conductor ha integrado un servicio de transporte creado y organizado enteramente por esta empresa, servicio que sólo existe gracias a esta plataforma, a través de la cual no constituye su propia clientela, no fija libremente sus tarifas ni las condiciones de ejercicio de su servicio de transporte;
  2. que se impone al conductor un itinerario particular que no es libre de elegir y al que se le aplican correcciones tarifarias si el conductor no sigue este itinerario;
  3. que el destino final del viaje a veces no es conocido por el chofer, que no puede realmente elegir libremente, como lo haría un chofer independiente, el viaje que le conviene o no;
  4. que la empresa tiene derecho a desconectar temporalmente al conductor de su aplicación a partir de tres denegaciones de viajes y que el conductor puede perder el acceso a su cuenta en caso de que se supere una tasa de cancelación de pedidos o de informes de «comportamiento problemático».

El Tribunal de Casación aprobó, en consecuencia, la decisión del Tribunal de Apelación que dedujo de todos estos elementos, la existencia de un trabajo realizado bajo la autoridad de un empleador que tiene la facultad de dar órdenes e instrucciones, controlar su cumplimiento, sancionar las faltas, y que dictaminó que el estatuto de autónomo del conductor era, pues, ficticio.

Esta decisión de cara al derecho comparado, resulta trascendente para nuestro país, puesto que, brinda una hoja de ruta para futuros desarrollos jurisprudenciales en Colombia. En los últimos años se han desarrollado plataformas digitales similares, como la misma UBER y decisiones como esta traerán grandes repercusiones a mediano y corto plazo de gestarse la misma linea argumentativa en la jurisprudencia.

Para consultar la Sentencia de la Corte de Casación, Sala de lo Social (traducción oficial al español) ingresar al siguiente enlace:

https://www.courdecassation.fr/IMG/20200304_arret_UBER_espanol.pdf

Deja un comentario